SOBRE NOSOTROS

Somos jóvenes ecuatorianos y canadienses hijos de ecuatorianos que nos agrupamos en Febrero de 1997, algunos de ellos con previa experiencia en otros grupos; quienes, basados en un objetivo común, ejecutamos bailes folklóricos ecuatorianos.

Es el único grupo ecuatoriano en Toronto que trata de mezclar teatro y danza para presentar la historia y la realidad del indígena, del negro, del montubio, y del mestizo de nuestro país, sus tradiciones, sus costumbres y forma de vida; para, basados en una extensa investigación, hacer un intento por preservar y presentar el orgullo de nuestros antepasados y de nuestro pueblo.

Ejecutamos danzas de la región andina, central y norte, así como tambien bailes típicos de la costa ecuatoriana.

Imagen Nueva Siembra

Lejos de nuestra tierra, lejos de nuestros padres, de nuestros hijos , de nuestra familia, las raíces que nos ligan a través de la distancia con ese pasado, con ese presente y ese futuro hacen que volvamos nuestros ojos hacia esa hermosa tierra que nos vió nacer y que tratemos de preservar las costumbres de nuestros padres, que son nuestras costumbres, y que tratemos de mostrar al propio ecuatoriano, al canadiense y sobretodo a nuestros hijos (jóvenes y niños) la riqueza cultural del Ecuador, al hacer el intento por presentar las costumbres y tradiciones de nuestro pueblo, y para que hagamos conciencia y que nos demos cuenta que somos parte de una raza que ha logrado mantener sus tradiciones y su cultura a pesar del sometimiento y aislamiento del que tenemos parte de culpa todos y cada uno de nosotros.

Este es un esfuerzo por mostrar el orgullo de nuestro indígena, de nuestro montubio, de nuestro negro o de nuestro mestizo, su forma de vida, y para eso no bastaba la danza solamente; hemos empezado algo nuevo en Toronto para los grupos de danza ecuatorianos, una nueva forma de expresión, tratando de mezclar teatro y danza, un nuevo camino que hará que todos reaccionemos y analicemos el por qué de agruparnos, y que todo lo que se haga realmente tenga sentido.

La cultura, las tradiciones, y la historia de nuestros antepasados no son derecho de los indígenas, ni de los mestizos, ni de los blancos; son parte de todos y cada uno de nosostros. Vivamos todo eso con intensidad y hagamos que nuestros hijos amen nuestro Ecuador que tambien es su patria, y sembremos ese nuevo Ecuador que todos anhelamos.